Lo que no se dijo

 

En el caso Transurbano la misma fiscalía reconoció que ningún miembro del gabinete se benefició económicamente con recursos derivados de corrupción.

En palabras de Juan Francisco Sandoval, director de la FECI, “Debe de quedar claro que en las imputaciones realizadas por la fiscalía, en ningún momento se ha hablado de que la actuación se dio debido a que obtuvieron algún beneficio económico ilícito…” [Cita de Juan Francisco Sandoval durante la audiencia de primera declaración, 26/2/2018].

No era un nuevo proyecto de inversión, sino la continuación del subsidio al transporte. Se siguió el mismo procedimiento establecido durante los 30 años previos (aprobación vía acuerdo gubernativo del Organismo Ejecutivo). La figura del Acuerdo Gubernativo como mecanismo para entregar el subsidio a la AEAU ha sido ampliamente utilizada en gobiernos anteriores. Por ejemplo, sólo entre 2004 y 2007 se aprobaron 14 acuerdos gubernativos para entregar subsidios a la AEAU.

Hay una obvia confusión entre subsidio y proyecto de inversión pública, que implican normas y procedimientos financieros diferentes. En el caso de los subsidios, como es el que se aprobó para el sistema prepago, la normativa existente requiere 6 pasos muy claros que se siguieron al pie de la letra.

El Acuerdo Gubernativo 103-2009, como cualquier acuerdo de subsidio previo, indicaba que los desembolsos estaban sujetos al cumplimiento de requisitos específicos por parte de la AEAU. El primer desembolso (Q. 80 millones) estaba sujeto a la entrega del Plan Operativo. Ese Plan Operativo se entregó un mes antes del primer desembolso de Q.50 millones. Debido a las dificultades fiscales del momento, los restantes Q.30 millones se entregaron en enero de 2010.

Los siguientes desembolsos estaban sujetos al cumplimiento del Plan Operativo, con el requisito de la publicación en GUATECOMPRAS, y con la responsabilidad de la Contraloría General de Cuentas de velar por su cumplimiento.

El Acuerdo Gubernativo 103-2009, de conformidad con las normas del presupuesto de 2009 (continuó vigente en 2010, pues el proyecto de presupuesto del 2010 no fue aprobado por el Congreso), incluye explícitamente el requisito del uso de Guatecompras. Esas normas también indican que “La Contraloría General de Cuentas velará por el cumplimiento de esta disposición e interpondrá las sanciones que correspondan.”

La responsabilidad de la Contraloría General de Cuentas también había quedado establecida en los Acuerdos Gubernativos previos relativos al subsidio, pues se indicaba que “Es responsabilidad de la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos la correcta utilización de los recursos, mismos que deberán ser fiscalizados por la Contraloría General de Cuentas.”

WhatsApp Image 2018-11-12 at 12.56.18Mediante un comunicado del MINFIN y notas de prensa, Juan Alberto denunció la existencia de anomalías en relación al cumplimiento del convenio. Solicitó públicamente a la AEAU que cumpliera con los requisitos de Guatecompras y anunció que no se firmaría otro Convenio con al AEAU mientras no se cumpliera con el Plan Operativo (no se firmó otro convenio durante su gestión como Ministro). Informó  públicamente que no se reanudarían los desembolsos para el sistema prepago mientras no existiese evidencia clara del cumplimiento de lo convenido (no hubo más desembolsos durante su gestión como Ministro).

Pero lo que quedó en el imaginario es que son culpables.

Publicado por Mi voz

Con la frente en alto y la dignidad intacta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: